Archivo para 10 marzo 2014

Violencia urbana en los límites de Tonalá y Guadalajara: Un conjunto de problemas

La zona limítrofe de los municipios de Guadalajara y Tonalá está olvidada. Un conjunto de problemas de baches, basura, deforestación, maltrato a las áreas recreativas y las zonas verdes dentro del “Parque Solidaridad” y “Auditorio del Parque Solidaridad”, así como a sus alrededores, son las constantes a las que se enfrentan los vecinos que ahí viven.

Uno de los problemas que más aquejan a los ciudadanos de la localidad son las pésimas condiciones en las que se encuentran las calles y las avenidas de la zona.

Estás han venido desapareciendo con el paso del tiempo debido a diferentes factores: uno de ellos son las lluvias que provocan inundaciones debido a que en la zona no se cuenta con suficientes alcantarillas que soporten las grandes cantidades de agua que se acumulan en Av. Patria y Av. Malecón y la que desciende de las calles que colindan con estas dos importantes avenidas ; provocando con esto caos vial e que deja cómo saldo coches varados en pleno tráfico, banquetas que desaparecen bajo el agua y el peligro inminente al que se exponen los peatones al tratar de cruzar esta zona: a ser arrastrados o a caer en una de las alcantarillas que con la misma presión que ejerce el agua para salir del alcantarillado, hacen que sus tapaderas salgan disparadas, provocando con esto que queden al descubierto las llamadas “bocas de tormenta”.

Aún cuando no es época de lluvias el transitar por la zona en ocasiones resulta peligroso ya que se tienen que sortear los innumerables baches que componen las calles y avenidas, al mismo tiempo que lo hacen coches y camiones que van circulando a un lado de los peatones quienes a veces tienen que ir por banquetas que a ratos existen y a ratos desaparecen. Y ni que decir del empedrado de la zona. Cualquier persona que vive en esta zona y tiene un coche sufre los embates de los ya casi intransitables caminos. Las rutas del transporte público también son presa de los hoyancos que hay en el suelo. Pero no solo los automovilistas, otros que también sufren al transitar son los ciudadanos que tienen que sortear el empedrado y el asfalto que están en pésimas condiciones. La mayoría de las calles del municipio de Tonalá, especialmente los que se encuentran en la zona conocida como “Zalatitán”, son de empedrado, pero un empedrado que se ha ido erosionado con el paso del tiempo y diferentes factores. Otras de las calles que componen a esta zona, tienen asfalto o chapopote, también en muy malas condiciones. Casi nunca se ve a los trabajadores del municipio tonalteca dándoles mantenimiento.

A esto hay que agregarle la persistente basura que se encuentra en la zona, la cual tapa las pocas alcantarillas que hay en los cruces de las avenidas Patria y Malecón, así como también la que es arrastrada por el agua que viene de las calles aledañas que componen estas colonias, haciendo con esto que ese lugar sufra de inundaciones durante la época de lluvias.

La situación parece no mejorar ya que año con año los vecinos piden a las autoridades mantenimiento para estos problemas, soluciones que tardan en llegar. Tuberías de agua potable y sucia se rompen inundando las calles y los empleados del SIAPA no aparecen por ningún lado hasta varios días después. El alumbrado en algunas calles no funciona y el que funciona después de un cierto tiempo se apaga, los postes de luz son usados como “tendederos” ya que podemos encontrar en ellos ropa y zapatos, algunos muñecos y piedras envueltas en telas.

En esa zona hay un arroyo de aguas negras que según dicen los pobladores de mayor edad, antes era de “agua limpia” dónde la gente podía ir a pescar o lavar su ropa. Ahora lo que podemos “pescar” es una bota vieja o una enfermedad, debido a que el arroyo se encuentra muy contaminado. Lleno de basura, muebles, aguas negras y en algunas ocasiones han aparecido animales muertos cómo tortugas, vacas y a veces se han recibido reportes de avistamientos de cocodrilos que transitan en las calles; uno muy famoso es el que dicen que vive en el canal que atraviesa la Avenida Patria dónde muchos aseguran verlo salir de esté y caminar por el lugar.

Justamente este arroyo atraviesa el “Parque Solidaridad” un lugar que se deteriora abruptamente. El parque sufre de un insuficiente mantenimiento: hay basura a su alrededor, el alumbrado no es suficiente en la zona, lo que hace peligroso el transitar por la noche. Algunos árboles no son podados y alcanzan los cables de luz y cuando llueve, sí el aire es muy fuerte llega a derribarlos, llevándose varios cables eléctricos y poniendo a los trabajadores que limpiaran la zona en peligro, ya que también sufre de inundaciones. Las canchas casi no tienen mantenimiento. El alambrado que está dentro y fuera de estos lugares presenta aberturas en muchas zonas estratégicas para poder ingresar de manera ilegal al sitio, lo que hace que se produzcan posibles asaltos dentro y fuera del lugar.

Los vecinos de la zona esperan que pronto haya una solución antes de que terminen sus funciones los presidentes en turno de estos municipios y que los siguientes gobernantes no mantengan este lugar en un total olvido.

Para Diario GDL:
Brianda Vera

Para ver contendio Multimedia:
https://www.facebook.com/briandadaniela.veragomez/media_set?set=a.10201605661367113.1073741830.1345708097&type=3&uploaded=51